Home
Home | Search | Login
Hoy April 19, 2014, 12:44 pm Havana time.
Hide Menu
SEARCH NEWS
    Language:
01/04/14 - Café Fuerte - Venta de carros en Cuba: Sueños de una noche de verano 

Mirar no cuesta nada, al menos por ahora.

Por Emilio Morales*

Cuando el gobierno cubano anunció la venta liberada de autos nuevos y de
uso para inicios del 2014, muchos cubanos despertaron una ilusión demorada
por más de medio siglo. Pero tras despertar a la realidad, con la
publicación de las resoluciones, las tarifas impositivas y los precios de
los vehículos, el sueño se tornó en desencanto.

La ilusión duró lo que un merengue en la puerta de un colegio al conocerse
este viernes los listados de precios de las agencias comercializadoras.

Lo que parecía ser una de las medidas más renovadoras dentro de las
reformas impulsadas por el gobierno de Raúl Castro se convirtió, de un
pestañazo,  en la burla más descarnada de un gobierno a su población.

Los ciudadanos cubanos, con un salario medio anual de 466 pesos (CUP)
-equivalente a 18 dólares mensuales- están condenados definitivamente a
dejar de aspirar a tener un auto. A no ser que el gobierno cubano
rectifique la descabellada estrategia de venta que acaba de poner en
marcha.

¿Puede un cubano comprar un auto a 239,250.00 CUC (más de un cuarto de
millón de dólares) que ni siquiera es un auto de lujo, cuando su salario es
de 18 CUC al mes?  ¿Cuántos sueldos en pesos cubanos se necesitan para un
vehículo corriente de uso que deberá pagar en efectivo?

CIMEX, cueva de ineptos

Tendría que vivir 1,107 años ahorrando su salario completo para poder
comprar un auto a tales precios. ¿Es esta acaso la compensación que
prometía el socialismo al final del camino?

En Estados Unidos una enfermera con un salario promedio de $60,000 dólares
al año no puede darse el lujo de pagar esa astronómica cifra y muchos menos
al contado. En cambio, sí puede comprar un Lexus 350 de $43,500 dólares y
pagarlo por una letra o una renta (lease) por $450 dólares mensuales. Por
cierto, un costo 5.5 veces inferior al precio del PEUGEOT 4008 del 2013
puesto a la venta, en esa misma cantidad, por las autoridades cubanas.

Los precios anunciados muestran un desconocimiento profundo del mercado, y
de las estrategias de mercadeo y de precios, algo verdaderamente impropio
de una corporación que -como CIMEX-  fue pionera del mercado dolarizado y
acumula  más de 25 años operando como  líder del mercado minorista en la
isla.

Evidentemente quienes han manejado la estrategia de precios de estos autos
-ya sea a nivel corporativo como de gobierno-  tienen un desconocimiento
gigantesco del  mercado y necesitan algunas clases adicionales de economía
global. La toma de la corporación Cimex por parte de las Fuerzas Armadas ha
cambiado la forma de mercadear los productos de las más de 35 líneas de
negocios de la mayor compañía de la isla.

Precios inflados

Me temo que las reformas han deformado la maquinaria de investigación de
mercado y estrategia que siempre tuvo CIMEX. Los nuevos cuadros y
especialistas necesitan un reciclaje urgente que les corrija la miopía de
mercadeo que a todas luces padecen.

La lista de precios que muestra la oferta de autos es  irracional y está
totalmente fuera de contexto. El precio promedio de los autos puestos a la
venta es de 54,090 CUC, una cifra muy superior al precio promedio de la
propiedad inmobiliaria (real estate) en la isla, que es de 31,489 CUC. Una
muestra inobjetable de que el monopolio estatal especula más que el sector
privado. La diferencia es de un 77.8%.

El precio más bajo entre 77 modelos puestos a la venta -según los listados
divulgados- corresponde a un BMW del año 1997, con valor de 14,457.60 CUC.
Pongamos los pies en la tierra: se trata de un carro con 16 años de
explotación, lo que en Estados Unidos llamarían un "transportation", y
nadie pagaría por él  más de $2,500 dólares. Si tomamos como ejemplo este
avejentado BMW para ilustrar los desmanes del mercado estatal,  significa
que el precio fijado por el gobierno tiene un 458% por encima de su valor
real.

Las cifras del resto de los autos andan también por las nubes; ningún
modelo o marca escapa de la desproporcionada oferta. ¿Cómo es posible que
todas estas marcas permitan tan mal negocio? ¿Quién corre con los costos y
gastos de semejante disparate? ¿Le interesa realmente al gobierno cubano
vender autos nuevos y de uso a la población?¿Cuantos cubanos de a pie
podrán pagar estos carros a precios estratosféricos?

Desespero financiero

Tan descabellada medida es una muestra clara de que el gobierno cubano está
desesperado, a la caza de nuevas fuentes de financiamiento, rápidas, a toda
costa y por cualquier vía. Todo parece indicar que la nueva zona franca del
puerto del Mariel ha tenido un mal comienzo y la estrategia de atracción de
capitales va a tener que ser cambiada. Los recorridos de altos funcionarios
cubanos alrededor del ámbito de "países amigos" (y otros no tan amigos
antes) en fechas recientes es un indicio de que hay síntomas de
preocupación con el macroproyecto lanzado, y se aspira nuevamente a los
capitales que puedan proporcionar estados aliados.

En el 2014 la ayuda venezolana podría caer en un 50%, dada las dificultades
que enfrenta el gobierno de Nicolás Maduro con la alta inflación y los
problemas acumulados desde la era de Hugo Chávez.. No son tiempos de
regalar capital sin retorno y La Habana comienza a asimilar esta dura pero
aplastante realidad del chavismo transnochado.

En este contexto, las reformas raulistas tienen que dar un giro de 180
grados y sus arquitectos deben poner los pies en la tierra si quieren
desarrollar seriamente un sistema económico para salir del subdesarrollo y
renovar la tecnología de más de medio siglo que todavía mueve la
ineficiente y obsoleta industria cubana.

Hasta el momento, las estrategias para atraer al tan necesitado capital
extranjero han sido torpes y desalentadoras. Los empresarios foráneos
interesados en invertir en Cuba deberán agregar ahora en su listado de
riesgos los autos adquiridos a precio de Porsche, Ferrari y Lamborghini.

Y mientras esta comedia macabra transcurre en el tórrido invierno de la
isla, los almendrones seguirán adornando las calles cubanas y el mercado de
autos seguirá distorsionado con precios exorbitantes para carros de más de
medio siglo y carros nuevos con precios de otra galaxia. Eso sí, algo
espectacularmente provechoso y publicitario ha logrado el gobierno a solo
24 horas de sacar a la venta su parque automotor: Cuba se ha convertido en
el mercado de automóviles más caro el mundo.

**Economista cubano. Ex jefe de planeación estratégica de mercadotecnia en
la corporación CIMEX y autor de los libros Cuba: ¿tránsito silencioso al
capitalismo? y Marketing without Advertising, Brand Preference and Consumer
Choice in Cuba. Es presidente de Havana Consulting Group, en Miami.

Notas relacionadas:

[1]Documento: Decretos sobre la venta de vehículos a la población

[2]Cubanos podrán comprar autos nuevos sin autorización estatal

[3]Arranca la venta de autos para los cubanos con precios astronómicos

References

Visible links 1.
http://cafefuerte.com/cuba/10345-documento-resoluciones-para-la-venta-de-carros-en-cuba2013/
2.
http://cafefuerte.com/cuba/9924-cubanos-podran-comprar-autos-nuevos-sin-autorizacion-estatal/
3.
http://cafefuerte.com/cuba/10272-arranca-la-venta-de-autos-con-precios-astronomicos-para-la-poblacion/


Original Source / Fuente Original:
http://cafefuerte.com/cuba/10372-venta-de-carros-en-cuba-suenos-de-una-noche-de-verano/


CUBA-L FAIR USE NOTICE

This server contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available in our efforts to advance understanding of Cuba's political, economic, human rights, international, cultural, educational, scientific, sports and historical issues, among others. We distribute the materials on the basis of a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107. The material is distributed without profit. The material should be used for information, research and educational purposes. For more information go to: http://www.law.cornell.edu/ uscode/17/107.shtml.