Home
Home | Search | Login
Hoy April 25, 2014, 12:06 am Havana time.
Hide Menu
SEARCH NEWS
    Language:
12/28/13 - Granma (Habana) - Una plaza más joven para un aniversario histórico

Santiago de cuba

Una plaza más joven para un aniversario histórico

La plaza que anunció el triunfo de la Revolución es remozada para la
conmemoración

Dilbert Reyes y Eduardo Palomares

SANTIAGO DE CUBA.- Ha existido por casi cinco siglos, el tiempo exacto que
separa la actualidad del propio nacimiento de la ciudad.

Con las épocas le han variado los nombres: Plaza de Armas, Mayor,
Principal, de la Constitución, de la Reina; pero es Carlos Manuel de
Céspedes la identificación última y vigente hasta hoy, aun cuando los
santiagueros prefieran llamarle parque  y no plaza.

[1]fotos: dilbert reyesIntensas han sido las labores para devolverle su
esplendor al Ayuntamiento.

Cualquier edificio, en cualquiera de sus cuatros lados es un símbolo, una
historia en sí mismo; pero sin duda es el de aspecto más antiguo (aunque
ciertamente no lo es), el del largo balcón saliente desde una fachada
blanca, el llamado Ayuntamiento o Palacio Municipal de Gobierno, el que
grafica con más elocuencia el capítulo épico del triunfo de la Revolución,
hace 55 años.

La memoria santiaguera siempre exalta sobre aquel edificio el instante
glorioso de la victoria rebelde, aquel primero de enero en que Fidel
anunció el suceso a Cuba y al mundo, y a pesar de la euforia, de la
ovación, de la mente prodigiosa ocupada -mientras la voz discursaba- en
repasar los hechos sucedidos, en indicar las tareas más urgentes, en
señalar los principios éticos de la Revolución triunfante... , no olvidó
agradecer a su pueblo por la fidelidad y el incondicional apoyo en los años
más duros de la guerra, incluso desde el episodio del Moncada.

En 1984, justo 25 años después, el mismo balcón fue el testigo mudo de un
gesto que resumió aquella gratitud en un nombramiento oficial, cuando el
propio Fidel entregó a la ciudad el título honorífico de Héroe de la
Re-pública de Cuba y la Orden Antonio Maceo.

Dos edificaciones emblemáticas de la plaza: a la izquierda el edificio más
moderno; a la derecha el más antiguo.

Por eso, entre otros méritos, inició allí la restauración general de la
Plaza Carlos Manuel de Céspedes, con vistas a la celebración del
aniversario 55 del triunfo de la Revolución.

"Fue restaurada la cubierta, toda la carpintería que conforman escalera,
barandas, balcones y ventanas, las farolas decorativas y las lámparas de
estilo. También los baños quedaron rehabilitados, el piso restaurado y
brillado, mejorado el mobiliario interno y la pintura general devolvió el
esplendor a las paredes y sus detalles", explicó a Granma el arquitecto
Omar López, Con-servador de la Ciudad y coordinador principal del
remozamiento de la plaza.

Es él mismo quien aclara que aunque lo parezca por su fachada, no es el
Ayuntamiento el edificio más antiguo. "Se construyó entre los años 1951 y
1954. Es curioso, pero aún no estaba terminado cuando los hechos del
Moncada; sin embargo, le tocó ser escenario principal de la fecha más
relevante para los cubanos".

Una vista general de la plaza Carlos Manuel de Céspedes.

"No obstante, el edificio más antiguo, no solo del entorno, sino de la
ciudad entera, queda al cruzar la calle. Hoy Museo del Ambiente Histórico
Cubano, más conocido por Casa de Diego Velázquez -por haberla mandado a
construir el conquistador, aunque ningún documento avala que la vivió-,
también recibió acción reconstructiva.

"Con masilla de cal fueron restauradas las paredes -erigidas en el primer
tercio del siglo XVI-; reparado el techo de tejas criollas; teñida y uncida
con aceite de teca toda la carpintería; restituido el piso de cerámica
dañado y pintado todo el inmueble".

Ciertamente luce una imagen rejuvenecida, de tal modo que quien ignore su
origen no lo adivinaría como el más antiguo; mucho menos por la curiosa
ubicación justo al lado, compartiendo la cuadra, con el edificio más
moderno del centro histórico santiaguero: "la sede del Banco Nacional de
Cuba, un inmueble racionalista construido en 1956, también pintado para la
venidera celebración", calza López.

En la acera opuesta a la del Ayuntamiento, tal como indicaba la Ley de
Indias -los poderes civil y religioso, uno frente al otro- se erige la
Catedral de Santiago, apretada entre innumerables andamios y encofres que
señalan una reparación intensiva con vistas al medio milenio de la ciudad,
en el 2015.

"En el sagrado lugar, única catedral concebida con tal condición desde su
construcción inicial, primera sede del Obispado de la Isla (1522), y donde
hizo casi toda su música Esteban Salas y los maestros sucesivos, es visible
el ajetreo de constructores que rehabilitan la cúpula mayor -la más grande
de madera en Cuba-, la torre del reloj y todo el sistema eléctrico. No
obstante, aunque aquellos objetos de obra demoran, su fachada monumental y
atrio imponente ofrecen ya una imagen limpia y reparada, digna de la
conmemoración cercana", apunta López.

En el cuarto segmento de acera, a la izquierda del Ayuntamiento, otros dos
edificios monumentales exaltan con su elevación y cuidado la relevancia de
la plaza santiaguera.

El hotel Casagranda, cercano a sus 100 años, viste sus mejores galas
después de un huracán Sandy que le dañó el techo metálico -ya re-puesto-
del roof garden del piso superior; y a su costado inmediato destaca la
imponente arquitectura de la Casa Municipal de Cultura, que por su empleo
actual en beneficio del pueblo, no al divertimento de la burguesía que
antes servía, expresa claramente uno de los más revolucionarios principios
que llegaron con el primero de enero de 1959: la cultura es patrimonio
colectivo, no privilegio de una minoría empoderada.

"Como la catedral, hoy también recibe acciones intensivas de reparación,
pero al menos su estructura exterior honra con su pulcritud y
engalanamiento la fecha que se avecina. Es preciso resaltar que en uno de
sus balcones fue izada la bandera cubana, en gesto de patriótica protesta
ante la afrenta que significó el izaje del estandarte imperial de las
barras y las estrellas sobre el Ayuntamiento; cuando los interventores
norteamericanos derrotaron a los españoles, impidieron a los mambises la
entrada a la ciudad y la tomaron ellos en 1898", subraya López.

En fin, que la Plaza Carlos Manuel de Céspedes, de Santiago, luce en todas
sus dimensiones una imagen digna del homenaje que significa la fecha más
importante para los cubanos.

Hasta la arboleda arrancada de los jardines centrales por los vientos de
Sandy, reverdece en los retoños erguidos de los ficus donados por la
Oficina del Historiador de Camagüey, y ningún detalle le ha faltado por
repasar al mantenimiento puntual de los bancos, el piso de granito, las
farolas del "parque Céspedes", como prefieren llamarle sus asiduos.

Es cierto, después de Sandy aún hay muchas casas por levantar y techos por
reponer todavía. A un ritmo acelerado se construyen unas y reconstruyen
otras; pero el santiaguero no descuida la historia suya, y a la par de las
paredes y los techos, también restaura los muros que hablan del arrojo, la
tradición, la hospitalidad, y el espíritu de sangre y plomo que lo hizo
héroe, a él, y al Santiago de toda Cuba.

References

Visible links


Original Source / Fuente Original:
http://www.granma.cubaweb.cu/2013/12/28/nacional/artic01.html


CUBA-L FAIR USE NOTICE

This server contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available in our efforts to advance understanding of Cuba's political, economic, human rights, international, cultural, educational, scientific, sports and historical issues, among others. We distribute the materials on the basis of a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107. The material is distributed without profit. The material should be used for information, research and educational purposes. For more information go to: http://www.law.cornell.edu/ uscode/17/107.shtml.