Home
Home | Search | Login
Hoy April 23, 2014, 6:44 pm Havana time.
Hide Menu
SEARCH NEWS
    Language:
12/12/13 - Granma (Habana) -  ¿Percepción de riesgo o en riesgo la percepción?

Pastor Batista Valdés

LAS TUNAS.- Entre especialistas y directivos de la Salud no es difícil
escuchar afirmaciones en torno a que "en una parte de la población no hay
percepción de riesgo".

Haga la comunidad lo que le corresponde para eliminar sus propios riesgos.

Y, efectivamente, más allá de la frase afloran actitudes que denotan ese
fenómeno, sobre todo al constatar la tranquilidad con que algunos
ciudadanos vierten desechos sólidos en cauces como el del Hórmigo (dentro
de esta cabecera provincial), no tapan adecuadamente tanques u otros
reservorios de agua; permiten que la mala yerba devore patios y jardines;
depositan las excretas de los equinos en plena calle; ingieren alimentos
sin previo lavado de las manos; interfieren o esquivan la labor de quienes
intervienen en la campaña contra el mosquito Aedes aegypti.

Frente a tales negligencias he llegado a preguntarme más de una vez, si en
verdad esas personas no tienen percepción del riesgo, o si estamos frente a
"otro riesgo": el exceso de confianza.

¿Será que por vivir tan seguros de nuestra medicina, de su alcance humano y
científico, de todo lo que el país pone en función de salvar una vida, nos
permitimos el lujo de descuidar nuestra salud y hasta de poner en peligro
la de quienes nos rodean?

Esa tal vez sea la cara más visible o, al menos, la más recurrente cuando
se analiza el asunto. Pero no es la única.

Valoraciones encabezadas por la dirección del Partido en la provincia hacen
pensar que la insuficiente percepción de riesgo no solo marca al "ciudadano
común".

¿Acaso entraña un peligro "diferente" que una parte de los directivos de
Salud no se vinculen más -y más directamente- con la base, para "tocar" los
problemas a punta de dedos y no solo de oído: entre las sonoridades, más o
menos acertadas, de una reunión?

Riesgo -no muy bien percibido- es también que algunos médicos y personal de
enfermería soslayen la labor de terreno, no visiten, pregunten, vean,
alerten o exijan, cuando de hecho son las personas más aptas para orientar,
ser escuchadas y respetadas por la población en asuntos de higiene y salud.

Falta percepción y sobra riesgo cuando apenas hay condiciones de
habitabilidad en el 45 % de las viviendas concebidas para que permanezca
allí el médico de la familia, o si también subyacen deficiencias en la
calidad de la atención a gestantes, lactantes y puérperas, dificultades en
los estudios genéticos para la detección de malformaciones congénitas o
cuando apenas están completos aproximadamente la mitad de los grupos
básicos de trabajo.

Sin constituir situaciones críticas, esas y otras realidades significan
"bombillos rojos" sobre los cuales hay que poner el ojo y la mano.

Frescas están las experiencias de Barranca y San Antonio (comunidades rural
y suburbana, respectivamente, del municipio cabecera) o lo acontecido en
una barriada de Colombia, al sur de la provincia, donde sin la rápida
integración de los vecinos, otros actores de la comunidad, empresas y
organismos, junto a las autoridades y especialistas de Salud, hubiera sido
difícil enfrentar con igual éxito el riesgoso panorama higiénico-sanitario,
creado precisamente por negligencias y descuidos "de ambas partes".

No tiene precio la vida, para que algunos la pongan tranquila y
"gratuitamente" en riesgo.

Y aunque fluya de forma gratuita, sí tiene un alto precio (financiera y
económicamente hablando) todo lo que asegura el Estado desde la Punta de
Maisí hasta el Cabo de San Antonio para proteger la salud y la vida del ser
humano.

Acerca de ello vale también la pena meditar, con una mentalidad más afín al
momento, "sin riesgo" o temor a equivocarnos.


Original Source / Fuente Original:
http://www.granma.cubaweb.cu/2013/12/12/nacional/artic03.html


CUBA-L FAIR USE NOTICE

This server contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available in our efforts to advance understanding of Cuba's political, economic, human rights, international, cultural, educational, scientific, sports and historical issues, among others. We distribute the materials on the basis of a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107. The material is distributed without profit. The material should be used for information, research and educational purposes. For more information go to: http://www.law.cornell.edu/ uscode/17/107.shtml.