Home
Home | Search | Login
Hoy April 18, 2014, 9:22 pm Havana time.
Hide Menu
SEARCH NEWS
    Language:
12/10/13 - Rebelión (Madrid) - Dos Presidentes

Nyls Gustavo Ponce Seoane Rebelión

A Fidel Prieto Castro, amigo, con cuyo intercambio electrónico me motivó a
confeccionar este trabajo.


El mundo está de luto. Nelson Mandela ha muerto. Pocas veces el deceso de
un revolucionario, de un hombre y de un estadista había provocado tal
conmoción nacional e internacionalmente.

 Después de conocerse la noticia de su muerte, ésta ha generado
inmediatamente una mixtura de los más disímiles sentimientos y acciones de
respeto: tristeza, dolor, lágrimas, flores, encendido de velas, crespones
negros como signo de luto, himnos de combate, cantos, y tonadas
tradicionales de alabanza acompañadas de bailes y ondeo de banderas;
rituales de meditación y reflexión; banderas a media asta, minutos de
silencio en organizaciones oficiales o no, cartas y mensajes de
condolencias de jefes de estado y de ciudadanos simples; todo esto en señal
de homenaje, recordación y reconocimiento al que ya constituye un símbolo
humano universal.

En estos momentos, se da el caso contradictorio de que en las potencias
desarrolladas, que apoyaron material y diplomáticamente al régimen
racista-fascista del apartheid que él combatió, sus pregoneros y
representantes se apresuran rápidamente a manifestar las más diversas loas
al finado líder.

Así, el gran escritor latinoamericano asentado en España, Mario Vargas
Llosa, que le ha dado las espaldas a los pobres de la tierra para poner su
cerebro y pluma al servicio de los poderosos, ni corto ni perezoso publicó
un artículo (M. Vargas Llosa, "Elogio de Nelson Mandela", El País de
España, 2013), donde abundan los epítetos elogiosos a Madiba por haber
abandonado la lucha armada y haber pasado a la lucha pacífica.

Mandela fue un talentoso, carismático y gran político, y como tal, conocía
perfectamente que la política es flexible. Tanto, que cambia por momentos
de acuerdo a las circunstancias y hechos. Debía y tenía que tomar
decisiones acorde a estos cambios. Él lo sabía, por lo que declaró en
cierta ocasión:"Sí no soy capaz de cambiar, no tengo moral para exigirle a
los demás que cambien para lograr un país mejor".

El dogmatismo, la inmovilidad y la rigidez pueden acabar con un político,
un gobierno o un sistema. No fueron propias de Mandela. No pudieron acabar
con él.

No por gusto en el Parque de La Libertad, impulsado e inaugurado por
Mandela en Pretoria, en su muro de piedra, entre los más de 95 000 nombres
que murieron para que hoy Sudáfrica tuviera paz, democracia y libertad, se
encuentran los de 1207 cubanos que entregaron sus vidas en el sur del
continente negro. ¿No fue esta una elongación de la lucha armada en África
del Sur?

"En esa lucha Cuba representó un papel importante" expresó Victor
Netshiavha, curador jefe del Memorial.

No por gusto Madiba (como también se le conoce en su país por el nombre de
su clan), siempre reconoció públicamente su amistad y hermandad con Fidel
Castro.

Y no por gusto Tokyo Sexwale, exdirigente del Congreso Nacional Africano
(CNA), cercano a Mandela, acaba de manifestar:

"Cuando se habla del milagro sudafricano, mucha gente confunde la
conclusión con la propia lucha"-subrayó- "Hubo 30 años de violencia del
apartheid contra la que nosotros respondimos. Quienes hablan de transición
no violenta se equivocan de análisis"- aclaró, añadiendo:"La lucha en
Sudáfrica no se hizo sin violencia. Nelson Mandela era el Comandante en
Jefe de nuestro brazo armado".

Con esto, al tratar de mellar y "suavizar" la parte de la lucha armada
dirigida por Madiba por parte de algunos medios y personajes, cabe
preguntarse:

- ¿no estarán actuando bajo el cínico principio de que el único hombre
bueno es el hombre muerto y que Madiba era bueno porque transitó a la lucha
no violenta?,

- ¿con que fin se hace esto?,

- ¿no será para frenar o neutralizar posibles alzamientos contra las
injusticias y faltas de libertades aún existentes?,

- ¿o estarán siendo arrastrados por ese clamor universal y,
oportunistamente, se han sumado a él?,

- ¿o de verdad, ante tamaña evidencia demostrada por nuestro valeroso
luchador, desean enmendar su error?

Ojalá sea cierto esto último, por y para el bien de la Humanidad, porque a
partir de ahí, deberán comprender y enmendar muchas otras cosas, mal hechas
por ellos en este globalizado orbe.

Se recuerda y repite ahora por la prensa de todo tipo que Mandela fue el
primer Presidente negro de África del Sur.

Por asociación voluntaria -involuntaria, debido a la influencia mediática
quizás (que utiliza la técnica de repetir un estribillo para que quede
grabado en la mente de las personas), perfectamente cualquier persona se
puede acordar también que Barack Obama ha sido el primer Presidente negro
de EEUU. Pero, ¿Llegaron a la Presidencia de sus respectivos países,
marcados ambos por un histórico racismo, de la misma forma?.

Se sabe que ambos son abogados y estudiaron Derecho. ¿Estudiaron en las
mismas condiciones, de la misma manera?.

Y por el par dialéctico de la causalidad - casualidad que en su tiempo
estudiamos (¡qué casualidad!), Mandela recibió el Premio Nobel de la Paz en
1993. Obama obtuvo este mismo Premio en el año 2008.

En definitiva, aunque ambos pertenecen a distintas generaciones, sus vidas
se interdigitaron y pertenecen a una misma época histórica (ver, Ponce N.
¿Qué será lo que quiere.Obama?, u Obama y, ¿el fin de la Historia?, en
Kaosenlared, noviembre 2013). Entonces, ¿lo obtuvieron y recibieron por las
mismas causas y motivos? Creo que en esto cabe reflexionar profundamente
para que cada uno llegue a sus propias deducciones.

Ambos llegaron al poder mediante elecciones presidenciales.

Madiba, avalado por su histórica lucha comenzó a hacer los cambios, según
la plataforma programática de su partido del CNA para mejorar la vida de
los 22 millones de sudafricanos negros sometidos por los 4 millones de
sudafricanos blancos. Testimonio de ello fueron los cientos de médicos
cubanos que comenzaron a trabajar y a atender, por toda Sudáfrica, a su
población negra.

Obama prometió cambios. "Change", se grabó en cientos de miles, tal vez de
millones de pull-overs que utilizaron sus seguidores en su primera
contienda electoral.

Es sabido que el sistema electoral norteamericano, conforme a la psicología
de sus habitantes, es un business, una verdadera inversión. Los grandes
negocios y corporaciones dan su contribución a los candidatos, según sus
intereses, durante la costosa lid electoral. El vencedor, de alguna forma,
debe retribuir y favorecer a los que lo ayudaron monetariamente a salir
electo.

Sucedió que durante esa contienda, de acuerdo a lo establecido en aquella
sociedad, se recogió dinero entre los estratos más bajos de la población
para contribuir con la campaña de Obama y con la esperanza de que, a cambio
de ello, él realizara los cambios prometidos que les favorecería.

No sucedió lo esperado, no hubo cambio alguno, más bien todo lo contrario.
Simple e indiscutiblemente, Obama prefirió el gran dinero de los magnates,
a los cuales sirvió y ha servido espléndidamente. Las guerras mantenidas y
sostenidas por este Premio Nóbel de La Paz, dan testimonio de ello.

Mandela debe ser el emblema de la resistencia por antonomasia, de la lucha
por la dignidad humana contra el ilógico, estúpido e irracional racismo que
persiste y tiene como base y fundamento la avaricia y ambición del egoísmo
humano, llámese esclavitud, feudo, capital o empoderamiento burocrático
administrativo del poder social.

En estos días antes de su entierro, por sus indiscutibles y probados
méritos, por sus ideas y hechos en correspondencia con ellas, a Mandela se
le ha denominado indistintamente como forjador y Padre de la nación
sudafricana, uno de los más grandes luchadores por la libertad humana, un
nuevo Jesús, el mayor y más universal de los africanos, héroe de la
Humanidad y otras. Se ha convertido en el símbolo integrador de todas las
personas, de todas las llamadas razas, lo que demostró en su Sudáfrica
natal y deseó para el mundo.

Otro hombre grande universal, forjador de su pueblo, José Martí, dejó bien
plasmado que PATRIA ES HUMANIDAD, por eso quizás sea preferible denominar a
Mandela como Patriota de la Humanidad y más aún, como

EL APÓSTOL NEGRO DE LA HUMANIDAD.


CUBA-L FAIR USE NOTICE

This server contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available in our efforts to advance understanding of Cuba's political, economic, human rights, international, cultural, educational, scientific, sports and historical issues, among others. We distribute the materials on the basis of a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107. The material is distributed without profit. The material should be used for information, research and educational purposes. For more information go to: http://www.law.cornell.edu/ uscode/17/107.shtml.