Home
Home | Search | Login
Hoy April 18, 2014, 7:11 pm Havana time.
Hide Menu
SEARCH NEWS
    Language:
12/07/13 - Prensa Latina (Habana) - Sudáfrica: La diestra de Madiba

Por Ulises Canales

La Habana, 7 dic (PL) Su grandeza descansó siempre en su candidez y
modestia, virtudes capaces de hacer a Nelson Mandela desprenderse de
títulos y cargos en pleno cenit de su vida política, o romper el protocolo
para posar junto a periodistas.

"WhatÂs happen with your neck?" (¿Qué le pasó en el cuello?), fue la
expresión de saludo que el exestadista fallecido este 5 de diciembre
utilizó la última vez que lo vi en Pretoria en marzo de 2000, ocasión en la
que acompañaba como reportero a una delegación cubana de alto nivel.

Madiba, como los sudafricanos apodaban al primer presidente negro del país
más austral de África (1994-1999), cumplió con las reverencias de rigor a
los visitantes caribeños y al verme llevar un collarín se apartó un
instante para estrecharme su diestra.

La conversación duró segundos -para mi, eternos e imborrables-, y el
renombrado luchador contra el apartheid se interesó por los pormenores del
percance automovilístico que había sufrido en Luanda, Angola, causante de
que un galeno me indicara usar la aludida minerva.

Tal gentileza la coronó posando para el recuerdo con un ministro y
embajadores cubanos, y pedir a alguien que asumiera por un momento el rol
del reportero para que éste no quedara privado de una instantánea junto a
él en la que -como era habitual- se le veía sonriente.

Y es que el amor de Mandela hacia Cuba, su gente, sus dirigentes y su
revolución fue inagotable e inequívoco, al punto de no temblarle el verbo
para calificar de criminal, injusto e inhumano el bloqueo económico de
Estados Unidos contra la nación antillana.

Recuerdo la primera vez que lo tuve enfrente. Fue en junio de 1996 en una
rueda de prensa en Luanda junto al presidente angoleño, José Eduardo Dos
Santos, y previo a la visita a ese país africano de la entonces secretaria
de Estado norteamericana, Madeleine Albright.

A una pregunta de Prensa Latina, el líder del Congreso Nacional Africano
ensalzó la contribución solidaria de Cuba con África, y la contrastó con la
que suelen brindar potencias occidentales, casi siempre condicionada a
fines políticos.

Mandela encomió en aquella ocasión la decisiva ayuda militar cubana para
eliminar el régimen del Apartheid en su país y lograr la independencia de
Namibia, en marzo de 1990. Fue muy locuaz al hablar de la batalla de Cuito
Cuanavale (Angola, 1988) y su trascendencia para África.

Mucho antes de su liberación en 1990 tras 27 años de severo encarcelamiento
-a la postre una de las causas de sus dolencias pulmonares- ya dejó
constancia de su identidad con las ideas revolucionarias y las luchas
emancipadoras en distintas latitudes.

Con 95 años cumplidos el pasado 18 de julio, el abogado que de joven
renunció a su herencia como jefe de una tribu xhosa sigue siendo fuente de
inspiración de múltiples generaciones por su estirpe de hombre tolerante,
bondadoso y, a la vez, de principios inamovibles.

Contrario a lo que muchos creyeron lógico cuando asumió la presidencia en
1994, se despojó de odios y rencores para conducir una transición inclusiva
de blancos y negros, con una nueva Constitución y un gobierno de unidad,
siempre apelando a la paz y la reconciliación.

Así como para los sudafricanos Madiba era y será insustituible y admirado,
para millones de personas en el planeta el Premio Nobel de la Paz 1993 es
un símbolo siempre viviente, y en lo personal lo valoré como el político
más respetado y carismático del mundo en los últimos años.

No fue casual que sus admiradores y adversarios políticos llevaran meses
rezando por su mejoría, mientras los noticieros en distintos formatos
alimentaron la inquietante expectativa por los altibajos de la precaria
salud del expresidente.

En la retina de quienes lo vimos una vez perdurará su imponente imagen, en
la mente de los que supieron de su quehacer humano quedará un ejemplo
imperecedero, y en mi ese privilegiado "whatÂs happen with your neck?", el
apretón de manos y la palmada en el hombro.

lac/Ucl


Original Source / Fuente Original:
http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=2155081&Itemid=1


CUBA-L FAIR USE NOTICE

This server contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available in our efforts to advance understanding of Cuba's political, economic, human rights, international, cultural, educational, scientific, sports and historical issues, among others. We distribute the materials on the basis of a 'fair use' of any such copyrighted material as provided for in section 107 of the US Copyright Law. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107. The material is distributed without profit. The material should be used for information, research and educational purposes. For more information go to: http://www.law.cornell.edu/ uscode/17/107.shtml.